Eficiencia Energética en la Rotulación

La eficiencia energética en la rotulación es un aspecto importante, teniendo en cuenta que en muchos casos los elementos luminosos permanecen encendidos una gran cantidad de horas.

Sin embargo, no es un tema al que se preste demasiada atención, como demuestra el hecho de que todavía hay un considerable número de rótulos que utilizan tubos fluorescentes de alto consumo, o que no optimizan su potencia lumínica por estar revestidos con colores opacos que dificultan el paso de la luz.

Una forma sencilla de solucionar este problema es cambiar los sistemas de fluorescencia antiguos por tecnología LED, que consume un 77% menos. Esto tiene un enorme impacto en el ahorro de la factura energética a nivel global.

El porqué no se abordan este tipo de acciones a escala nacional se explica conque, a pesar de todo el ruido mediático, todavía no hay una conciencia medioambiental seria entre los gobiernos. Lo habitual es que éstos se limiten a financiar campañas de comunicación, derivando la responsabilidad en los consumidores de manera individual.

Mientras esto no cambie, la única forma de contribuir a un crecimiento sostenible será que cada uno de los que tiene un luminoso instalado en su comercio adopte la decisión de apostar por la eficiencia energética en la rotulación, llevando a cabo por si mismo las modificaciones que sean necesarias.

Algo que, a todas luces -valga mejor que nunca la expresión-, no deja de ser una acción beneficiosa y recomendada para el consumidor, pues no solamente es la tecnología LED superior a las anteriores y capaz de ofrecer al cliente cualquier efecto lumínico deseado, sino que su eficiencia económica no tiene paralelo. Y teniendo en cuenta el indudable impacto y lo atractivo de lo luminoso en la imagen, ésta es una inversión que se pagará por si misma.