Ventajas de las fachadas ventiladas composite

Las ventajas de las fachadas ventiladas composite son cada vez más evidentes para quienes trabajan en el sector de la construcción. Y es que este material, el composite, es una solución eficaz, económica y sostenible para recubrir fachadas de edificios y cada vez se emplea más con este propósito.

El composite presenta un alto nivel de resistencia a los impactos, una notable rigidez y al mismo tiempo, es un material muy ligero. Los paneles consisten en dos láminas de aluminio unidas por polietileno, y con una capa externa de aleación de aluminio lacado con un tipo de pintura altamente resistente a dos de los principales problemas de las fachadas con el paso del tiempo: el envejecimiento y la corrosión.

Pero no son estas sus únicas ventajas.

Son rápidos de montar y se limpian fácilmente con materiales habituales como jabones neutros, y además proporcionan una mejor insonorización y aislamiento térmico que otros materiales convencionales.

A la hora de elegir ofrece muchas opciones, en primer lugar, porque están disponibles en una gran variedad de colores, pero además es que, si no encuentras el color que te agrada, tienes la posibilidad de que lo fabriquen a medida. Eso si con un número mínimo de metros cuadrados ¡

El composite permite la fabricación de productos con formas complejas, por lo que es el tipo de revestimiento ideal cuando se diseñan edificios que arquitectónicamente presentan un alto grado de dificultad, permitiendo fachadas ventiladas de diseño vanguardista.

Y para finalizar con las ventajas de las fachadas ventiladas composite, mencionar que este material tiene un impacto medioambiental menor que otros revestimientos y es totalmente reciclable, lo cual, en tiempos donde la preocupación por la emergencia climática es una prioridad, supone un valor añadido.