Impacto publicitario de la rotulación electrónica

En sus inicios era difícil intuir el impacto publicitario de la rotulación electrónica, ya que los primeros rótulos que aparecieron en el mercado no eran más que unos luminosos bastante rudimentarios. Pero aun así suponían una novedad.

Hoy en día los avances tecnológicos han llevado a una realidad muy diferente. La rotulación electrónica es ahora una manera de atraer la atención del público en cualquier lugar y en cualquier momento, 24 horas, 7 días a la semana.

Cada vez son más las tiendas o puntos de ventas en las que se ha optado por instalar rótulos electrónicos y vídeo a través de pantallas LED que atraen la mirada de forma irresistible.

Gracias al tamaño de las pantallas o la viveza de los colores e imágenes se consigue la atención de las personas expuestas al estímulo. Las posibilidades creativas que ofrece este tipo de publicidad son tan amplias que sería absurdo ignorarlas y aprovecharlas para un beneficio comercial.

Desde el punto de vista del marketing, el primer paso para conseguir impulsar la venta es conseguir atraer la atención, y cuando hablamos de rotulación electrónica lo hacemos de un tipo de canal que lo consigue de forma inmediata.

Otra cosa es que el mensaje sea o no lo bastante atractivo para mantener esa atención, pero ahí ya entran otros factores.

Como es lógico, el impacto publicitario de la rotulación electrónica va a ser mucho mayor si consiste en una gran pantalla LED que ilumina una calle principal emitiendo mensajes publicitarios atractivos que si se limita a un pequeño luminoso que emite mensajes en una zona de un centro comercial, pero está fuera de toda duda que la rotulación electrónica es una forma de potenciar cualquier propuesta comercial que ha demostrado sobradamente su eficacia.